create counter
BLOG: Toño Esquinca
Gracias, héroes

Gracias a los héroes anónimos que con sus actos sostienen el equilibrio de cada día. A todos los héroes y heroínas que se atreven a hablar para defender una causa y a los que no les da miedo tener valor civil; a los que prefieren sacrificar un poco de comodidad propia por la ajena; a los que hablan con la verdad sin temor a ser rechazados; a los que se atreven a ser ellos mismos sin miedo al qué dirán; a los que dan un poco más aunque ya no tengan fuerzas; a los que se entregan en su trabajo y dejan fuera sus problemas personales; a los que se brindan con sus seres queridos dejando a un lado sus ambiciones materiales; a los que tienen confianza aun a pesar de verlo todo negro; a los que siguen creyendo en ellos mismos y en las oportunidades de la vida a pesar de las caídas, y que proyectan esta fe en lo bueno, hacia todas las áreas de la vida, hacia su vecindario, hacia su comunidad, hacia su ciudad, hacia su país, hacia todos sin condición; a los héroes y heroínas que dibujan una sonrisa verdadera a pesar de su acongojado corazón; que agradecen con humildad, que forman parte de las soluciones, que alaban, multiplican y hacen crecer lo que es bueno para todos; que no se quejan: hacen, que no se lamentan: se levantan, que no se acomplejan: se empoderan; que salen con entereza y convicción a hacer de hoy un día esplendoroso, tan sólo por volver a intentarlo; a los que están dispuestos a dar un gran servicio, a servir sin pedir a cambio nada; a los héroes y heroínas que son como bálsamos para un ambiente negativo, que nos hacen reír, que son ligeros de mente y alma, que abrazan y que iluminan sólo con su presencia.

Gracias, siempre gracias, a los que sin saberlo se convierten en héroes y heroínas cuando abren su corazón a la vida, que son generosos con todos los seres en todas partes, que cuidan a la creación de esta manera, y que se convierten en los ojos, en las manos, en las palabras, en los oídos, en las acciones, y en la mente de Dios.

A todos y cada uno: ¡Gracias! Porque con sus elecciones de ser quienes contrarrestan el peso de la negatividad, y de la ignorancia, porque oxigenan el negro túnel que al parecer aún atravesamos, porque hacen crecer lo mejor de cada cosa, porque inspiran a los demás a hacer las cosas más afables, porque son células de luz que recuerdan su magnificencia, y contagian a las células enfermas que lo necesitan.

Gracias héroes y heroínas de cada día, a los que dan lo mejor de cada uno, porque juntos con sus obras y esencia hacen que un gran país como México, y también el mundo, sigan funcionando para su evolución. Gracias héroes y heroínas que ponen la sangre viva, la respiración sanadora, y el efecto positivo; ¡gracias eternas! a quienes nos recuerdan que la raza humana vale la pena.

 

No te puedes perder...

Este es EL momento

Eventos Naturales

Cuando menos es más en las misiones de la vida

Velocidad

Comentarios