create counter
BLOG: Toño Esquinca
Cuando menos es más en las misiones de la vida

Alguna vez en algún momento, o tal vez constantemente, usted, yo y todos nos hemos preguntado ¿cuál es nuestra misión personal en la vida? Sobre todo en tiempos complicados cuando no vemos un sentido o salida, nos asalta este tremendo cuestionamiento que busca respuesta al motivo de nuestra existencia. Normalmente queremos o esperamos respuestas especiales que nos den importancia; pero ¿sabía usted que esta pregunta casi siempre viene de lo que conocemos como Ego? Es decir que es la personalidad la que busca validarse, reafirmarse y saber que es útil, pero sobre todo, que goza del reconocimiento de los demás.

Las misiones en la existencia pueden ser tan diversas como lo es la naturaleza, y tan importantes que pasen desapercibidas. Nunca subestime una misión por pequeña o intrascendente que le pueda parecer a la información que tenemos en la cabeza; recuerde siempre que todos: reino mineral, vegetal, animal, humano, formamos parte de una red de vida que opera en armonía sincrónica; que nada es casualidad, y que, como afirma el poeta: no hay aleteo de mariposa sin que una estrella se entere.

 El Universo, la vida, la creación, la naturaleza, o como le quiera llamar, sostienen un equilibrio que va más allá de toda comprensión terrenal, y nosotros como parte de esta experiencia de vida en la Tierra también estamos o somos ejes centrales del tejido de esta matriz cósmica. Qué tal que nuestra misión consiste en preservar una vieja biblioteca de un pueblo perdido en las montañas, y que a muchos pueda parecer menor, desapercibida, incluso obsoleta, pero imagínese que por ahí nacerá un genio que ayudará a evolucionar tremendamente a la raza humana; entonces no hay misión pequeña. Y así todas las que existen.

Nada hay fuera de cuadro en el equilibrio matemático de la vida, así que cuando sienta que su tarea no tiene sentido, o que lo confundan los modelos aspiracionales de riqueza, poder, o fama, regrese al centro de una inteligencia suprema que sabe por qué y para qué todos estamos en donde estamos. Tener una misión grande, definida o importante no está necesariamente relacionado con puestos, títulos, nombramientos, reconocimientos, atesoramientos o riqueza monetaria, como estamos acostumbrados a vislumbrarla; a veces es todo lo contrario y menos es más, es decir que aunque no se arme tanto escándalo, ni sea socialmente reconocida, una misión a niveles más grandes, es tan trascendente como que si no existiera, todo, absolutamente todo el sistema que nos sostiene, se vendría abajo. Valórese como lo hace la creación, y sépase tan importante que fue creado para usted un tiempo-espacio-cuerpo-conciencia que lo recibió aquí para servir y unirse majestuosamente a todo lo que existe.

No te puedes perder...

Este es EL momento

Eventos Naturales

Velocidad

La Tierra

Comentarios